7 de mayo de 2012

El próximo premio Nobel

"Papa, mamá y Halley" Estas fueron las primeras palabras que dijo Howard cuando empezó a hablar. Y es que ya de muy pequeño la ciencia le apasionaba. Tenía un peluche que se llamaba Galilei y pidió por reyes un telescopio antes que una bicicleta. Por eso, cada año por su cumpleaños quiere hacer lo mismo: pasar el día en el Museo de la Ciencia. ¡Este año un poco más y cierran el museo con él dentro!











1 comentario:

  1. Howard, el porquet valent i intel-ligent !

    ResponderEliminar